NO SEAS INVISIBLE, PERMITE QUE TE CONOZCAN

Suele suceder que te invitan a un evento, una reunión o una fiesta pero al llegar la persona que te invitó está muy ocupada o simplemente no ha llegado, puedes sentir incomodidad de no conocer a nadie y en ocasiones te apartas del lugar o ves tu celular. ¿Alguna vez te ha sucedido?

No te aburras todo el evento o esperes a que de milagro aparezca algún conocido y sigue estos excelentes pasos para presentarte e incrementes tu círculo social:

1. Observa el ambiente.
Un evento social es distinto a uno de negocios, así que el ambiente será distinto. Decide qué quieres hacer o de qué tema en común podrías platicar con los otros asistentes, recuerda que tienes una gran personalidad y tu experiencia siempre es algo que puedes compartir al mundo, jamás valdrás menos de lo que eres ante los demás, ni siquiera porque así lo llegues a pensar.
2. Sé cortés.
Los buenos modales son muy notorios en una conversación: con una mano sostén la bebida y deja la otra libre para saludar, no sostengas tu bebida con ambas manos; saluda con interés, viendo a los ojos a la persona que está frente a ti; sonríe con naturalidad, sin que tu sonrisa se vea forzada ni que aparente burla ¿Quiéres saber como es tu sonrisa natural? En privado recuerda momentos felices frente a un espejo. 
3. Comunica interés.
Habla con interés por conocer a la otra persona sin que pueda sonar de forma invasiva, puedes decir frases como: ¿Y conoces al anfitrión? o en su caso ¿Vienes de alguna empresa en particular? Escucha activamente, es decir, no pienses en otras cosas mientras te habla la otra persona, presta atención a lo que te dice.
4. Deja tu marca.
Si la otra persona también presenta interés en tu persona (porque habrá quienes no lo hagan por alguna razón, no lo tomes personal) puedes hablar sobre a qué te dedicas, tus aficiones o la razón de por qué asististe al evento. Al hablar ofreces tu aprendizaje y tu experiencia, pero no intentes impresionar a otras personas de forma presuntuosa o soberbia, es de mal gusto comenzar hablando sobre temas demasiado personales como decir dónde vives o cuánto ganas en tu trabajo. 
5. Se conversacional.
Siéntete con libertad, no suenes como robot o digas preguntas de memoria. Refleja calidez y naturalidad, permite que la conversación fluya, no impongas los temas. Si tienes dificultad para aprender los nombres llama a la otra persona por su nombre en cada oportunidad para que tu cerebro “lo registre”. Pon a la persona primero, si en algo le puedes ayudar en ese momento ofrece tu colaboración.
No permitas que la timidez te quite las oportunidad de crecer y ser feliz como sucede con muchas personas, si sientes que eres una persona muy introvertida o prefieres evadir situaciones donde no conoces a las personas, con nosotros puedes aprender Desarrollo de Habilidades Sociales a través de nuestro curso presencial y con apoyo del coaching, tendrás la facilidad para desarrollarte en cualquier ámbito sin limitaciones y puedas potencializar tu personalidad  en tu círculo social o crecer en tu trabajo con mejores herramientas.
Pide más información: Contáctanos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *